Fotógrafo profesional arruina reportaje de boda porque tenía la cámara en modo selfie

Todo acabó en tragedia, tras una larga jornada y extensa sesión fotográfica, Juan Obturador (el fotógrafo del pueblo) enseñó las últimas fotos de la noche a los novios, algo debía ir mal porque Juan notó que la cara de los novios cambiaba mientras él sin percatarse iba pasando las fotos. En todas las fotos salía solo su cara, ni rastro de los novios, los padrinos o los invitados, tenía configurada la cámara en modo selfie. Juan fue perseguido y manteado pocos minutos después.

Juan Obturador lanzado en plena fiesta hacia el techo del convite.

Relacionado

Comentar