Investigadores del CSIC confirman que la jota ha nacido en Murcia y se baila en Aragón

“Por eso las murcianicas bailan la jota mejor”, explica Rodolfo J. Jenares, antropólogo del CSIC investigador del folclore y otras cosas viejunas de España.

Este profesor que lleva años consagrado, junto con su equipo, a la búsqueda de restos arqueológicos en el Levante español, anunció la pasada semana un hallazgo de proporciones sólo superadas por Atapuerca: un conjunto de pinturas rupestres en la pedanía murciana de La Arboleja en las que claramente se puede ver a hombres y mujeres primitivos, con refajo y zaragüelles, bailando la jota mientras unos guerreros les protegen con sus flechas de la embestida de los muflones. En la pequeña gruta se han encontrado también restos fosilizados de vainas de habas y pellejos de morcilla disecados. “Indicios irrefutables de que el Bando de la Huerta se celebraba ya en los primeros asentamientos humanos en la zona hace miles de años”, concluye.

Relacionado

Comentar