Pedro Antonio Sánchez afirma que su posible imputación es “un ataque frontal al proceso soberanista murciano”

Tras la noticia en el día de ayer de que el TSJ avala de forma unánime la instrucción e investigará si el jefe del Ejecutivo murciano cometió prevaricación, fraude, falsedad documental y malversación, se ha acabado abriendo la caja de los truenos: todo indica que la Región de Murcia lleva meses trabajando en secreto en un proceso independentista para separarse de España.

El presidente de la comunidad ha confirmado que hace unas semanas le dijo a Mariano Rajoy que “ahora que nos está lloviendo y nevando, el agua os la podéis meter salva sea la parte” y que nada une a Murcia con un estado que ni siquiera sabe qué son los alcaciles.

Por otra parte la independencia murciana estaría ligada de forma innegociable con la anexión inmediata de territorios limítrofes como Albacete, la Vega Baja alicantina, la provincia de Almería en su práctica totalidad y la Sierra de Segura en Jaén, por evidente arraigo histórico y cultural.

En este escenario, queda claro que el acoso judicial contra el presidente es “una cortina de humo” en la que Pedro Antonio Sánchez ve la acción de las “cloacas del estado”. No obstante, se muestra firme en su postura y dispuesto a llegar en el choque de trenes a sus últimas consecuencias: “Si nos vamos, que se olviden de la hueva y la mojama”, aclara.

Related posts

Leave a Comment