Se graba en coche a 260km/h, lo sube a internet pero estaba en un simulador sin saberlo

El despiste de Pedro Palomo ha sido mayúsculo y sus amigos no pueden parar de compartir el vídeo que les envió por whatsapp y partirse la caja. Tras una noche de copas, el implicado bastante desorientado, entró en un salón de juegos recreativos y pensando que se subía a su flamante BMW comenzó a grabarse acelerando cada vez más y más, en el vídeo gritaba frases del tipo: “¡¡a ver si me estrello ya y se acaba todo!!”, minutos después y tras conseguir llegar a los 260 km/h. sin darse tiempo a pensar, envió el vídeo a sus amigos. Salió del salón de juegos pensando que estaba ya en casa y ahí fue cuando se percató de que estaba en otro sitio… el chasco fue tremendo. Lo único que ha dicho tras el suceso es que le hubiera gustado “salir en la tele y to eso”. Afortunadamente para él, nadie ha interpuesto una denuncia por su absurda actitud porque no existe delito.

Related posts

Leave a Comment